No menu items!

Economía circular: ¿qué es y para qué sirve?

Debe leer

Para explicarlo todo correctamente empecemos definiendo el concepto. La economía circular es un modelo de producción y consumo cuyo diseño lo hace sostenible en el tiempo. Esto es gracias a sus 3 principios básicos: la optimización de recursos, la reducción en el consumo de materias primas y el aprovechamiento de los residuos, reciclándolos o dándoles una nueva vida para convertirlos en nuevos productos.

Su objetivo en definitiva es aprovechar al máximo los recursos materiales disponibles para alargar el ciclo de vida de los productos fabricados. Una vez más el germen de la idea viene de imitar el modelo natural, en el que los residuos se convierten en nuevos recursos. De esta manera, se puede lograr un equilibrio entre el progreso y la sostenibilidad.

  1. ¿Qué diferencia hay entre la economía circular y la lineal?

Hasta hace relativamente poco el modelo de producción general era lineal. Consistía en 4 pasos: extraer, producir, consumir y desechar. Vivimos en una sociedad con un ritmo muy acelerado por lo que sostener este sistema de consumo es imposible para el planeta.

Por el contrario, el modelo circular permite que las materias primas se mantengan más tiempo en los ciclos productivos, aprovechando mejor sus recursos y generando por lo tanto menos residuos, ya que muchos de ellos se vuelven a utilizar.

  1. Los principios de la economía circular

La regla de las 3Rs es conocida por todos y recoge las pautas esenciales para un desarrollo sostenible que son: reducir, reutilizar y reciclar. Es decir, lo que se obtiene de la naturaleza vuelve a ella al agotar su vida útil, de una manera cíclica y respetuosa con el entorno. 

Pero lo que quizá no está tan extendido es que existen otras 4 pautas para conformar de manera completa un modelo de economía circular totalmente respetuoso con el medio ambiente: 

  • Rediseñar: idear productos cuya fabricación consuma menos materias primas, alargue su vida útil y genere menos desechos o que al menos sean más fáciles de reciclar.
  • Reducir: cambiar nuestros hábitos de consumo para minimizar el impacto en el medio ambiente.
  • Reutilizar: utilizando los productos de nuevo o dándoles otro uso para que su vida útil pueda ser más larga.
  • Reparar: antes de reemplazar un producto por otro nuevo, se puede intentar arreglarlo para evitar un gasto de energía y materias innecesario.
  • Renovar: actualizar objetos antiguos, como muebles por ejemplo, para que se puedan volver a utilizar como vintage.
  • Reciclar: promover las mejores prácticas en la gestión de los residuos y utilizar aquello que sea posible como materia prima para la fabricación de nuevos productos.
  • Recuperar: dar nuevos usos a productos que se van a desechar, como por ejemplo, utilizar las botellas de plástico para crear sistemas de riego, maceteros o comederos de aves.
  1. Beneficios de la economía circular

Este modelo de producción cuenta con varios beneficios:

  • Protege al medioambiente: a través de la reducción de las emisiones, una minimización en el consumo de recursos naturales y una disminución de la generación de residuos.
  • Beneficia la economía local: al fomentar modelos de producción basados en la reutilización de residuos cercanos como materia prima.
  • Fomenta el empleo: estimulando el desarrollo de un nuevo modelo industrial más innovador y competitivo, a la vez que se genera un mayor crecimiento económico y más empleo.
  • Favorece la independencia de recursos: la reutilización de los recursos locales puede favorecer una menor dependencia de la importación de materias primas.
Últimas noticias

Europa ha ahorrado millones de euros gracias a la energía solar

Este verano, Europa obtuvo el 12% (99,4 TWh) de su electricidad a partir de fuentes de energía renovable, una...
spot_img

Más artículos como este